Todas las historias

Todas las historias

Abejas (Ciudad de México)
Pura elegancia (Ciudad de México)
Un nuevo hogar (Veracruz)
Viaje al Centro del Universo. Parte 4: Los hijos de la Tierra (Wirikuta)
Viaje al Centro del Universo.Parte 5:Visiones y posesiones (Real de Catorce, Guanajuato, Yucatán) 
Viaje al Centro del Universo. Parte 6: Descartando a Descartes (Real de Catorce, Yucatán) 
Viaje al Centro del Universo. Parte 7: Un encuentro con la muerte (Guanajuato) 
Viaje al Centro del Universo. Parte 8: El Exilio de Don Quijote (Guanajuato)
Viaje al Centro del Universo. Parte 9: Un hermoso sueño (Guanajuato)
Viaje al Centro del Universo. Parte 10: Los dinosaurios (Peña de Bernal)
Viaje al Centro del Universo. Parte 11: La tierra de los Elegidos (Santa Elena,Campeche, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 12: Las mariposas amarillas (Campeche, Calakmul, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 13: Los Guardianes del Agua (Calakmul, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 14: Viaje al Inframundo (Aktún Usil, Maxcanú, Yucatán) 
Viaje al Centro del Universo. Parte 15: La ciudad invisible (Uxmal, Santa Elena, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 16: El dinero no se come (Ek Balám, Valladolid, Cobá, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 17: La Danza del Sol (Isla de Holbox, Quintana Roo, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 18: Los Brujos del Agua (DF, Chichén Itzá, Ek Balam, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 19: El jaguar negro (Santa Elena, Calcehtok, Mérida, Yucatán)
Viaje al Centro del Universo. Parte 20: Regreso al futuro (Yucatán, México, Londres, Andalucía)
Viaje al Centro del Universo. Todas las historias

Este diario recoge algunas historias y reflexiones sobre cosas que me pasan en este misterioso viaje que es la vida. Desde la posición de un observador registro algunas situaciones que se presentan ante mí.

Aunque lo intente, mi observación no siempre será acertada, muchas veces estará limitada por mis creencias y condicionada por mi forma de ver el mundo.

Aunque las historias que aparecen en este blog están basadas en hechos reales todas deben ser consideradas cuentos fantásticos. La realidad, para bien o para mal, es sólo una percepción y siempre está condicionada por nuestras creencias y nuestra imaginación.